La balsa de Caronte

La balsa de Caronte
José Benlliure. La barca de Caronte (1919). Valencia, Museo de Bellas Artes

jueves, 10 de junio de 2010

un segundo de silencio


Las manos atadas por el miedo al mundo

Los ojos acostumbrados a la misma imagen del cielo azul y la luna blanca.

Ando por caminos de confusión y recuerdos,

lugares que conozco e ignoro, lugares que desconozco y sueño.

Mi silencio obligado a transformarse en palabras, hace retumbar mi corazón

cual rayo en medio de una noche lluviosa.

Mis ojos perdidos, evaden las miradas de los hombres,

imitando el comportamiento de un niño

que esconde el juguete roto entre sus diminutas manos inocentes.

Y de repente duermo y muero,

Sueño y grito, rió y lloro.

1 comentario:

Hastur dijo...

Al principio es bueno, pero no se que le falto o le sobro al final mi buen Geruk, pero bueno ahí vas por el camino de la poesía sigue mejorando.

Δ
"Hasta la muerte"